Diagnóstico y Tratamiento de Hernias

Las hernias son un problema común en los Estados Unidos. Mientras pueden ser inofensivas y sin dolor, a menudo están relacionadas con incomodidad, según el lugar donde se encuentre la hernia. Por lo general, no se pueden diagnosticar en casa, por lo que ver a un médico es vital para el diagnóstico y tratamiento de todos los tipos de hernias. En Healthpointe, nos enorgullecemos del conocimiento, la dedicación y la habilidad de nuestro personal médico. Al tratarse con nosotros, hacemos de la comprensión de su condición una prioridad para brindarle el mejor servicio posible. Haga clic a continuación para conocer los diferentes tipos de hernias y los tratamientos asociados a ellas.

Diagnóstico y Tratamiento de Hernias
  • Hernias Inguinales

    Diagnóstico

    Un examen físico realizado por un profesional médico suele ser todo lo que se necesita para diagnosticar una hernia inguinal. El médico inspeccionará un bulto cerca de la ingle. Cualquier tipo de tensión en el cuerpo ayuda a que este tipo de hernia se haga más prominente, por lo que el médico generalmente le pedirá al paciente que se pare y tosa durante este examen.

    Tratamiento

    Una vez diagnosticada, el médico determinará qué tratamiento es adecuado para la situación, tomando en cuenta la salud del paciente, el nivel de actividad física y otros factores. En su mayor parte, el tratamiento se proporcionará a través de uno de los dos tipos de cirugías: una reparación abierta de hernia (herniorrafia) o una laparoscopia.

  • Hernias Incisionales

    Diagnóstico

    En el diagnóstico de una hernia incisional, un médico realizará un examen físico para buscar un bulto cerca del área de una cicatriz quirúrgica, muy parecido a lo que se realiza en el diagnóstico de una hernia inguinal. Dependiendo del tamaño de la hernia, se pueden requerir exámenes más exhaustivos, como exámenes de sangre, radiografías y tomografías computarizadas.

    Tratamiento

    Una vez diagnosticada, el médico determinará qué tratamiento es adecuado para la situación, tomando en cuenta la salud del paciente, el nivel de actividad física y otros factores. En su mayor parte, el tratamiento se proporcionará a través de uno de los dos tipos de cirugías: una reparación abierta de hernia (herniorrafia) o una laparoscopia.

  • Hernias Femorales

    Diagnóstico

    Al igual que las hernias inguinales e incisionales, una hernia femoral puede diagnosticarse durante un examen físico realizado por un médico. Si la hernia es demasiado pequeña como para encontrarla en el examen físico, y el médico aún sospecha que exista, se podrá realizar una ecografía del área abdominal y de la ingle para confirmar su presencia. Una tomografía computarizada también puede ser necesaria en este diagnóstico.

    Tratamiento

    En lo que respecta al tratamiento, el médico tomará una decisión deacuerdo al tamaño del bulto , el nivel de dolor y malestar que experimente el paciente. Mientras las hernias femorales pequeñas pueden ser asintomáticas y no requierir tratamiento, las grandes requerirán reparación quirúrgica – especialmente cuando se asocian con dolor e incomodidad. Con mayor frecuencia, la cirugía será una reparación abierta de hernia o una laparoscopia.

  • Hernias Umbilicales

    Diagnóstico

    Como la mayoría de las hernias, una hernia umbilical generalmente puede ser diagnosticada por un médico a través de un examen físico. En algunos casos, se usarán pruebas adicionales, como una ecografía abdominal o una tomografía computarizada (TC) para confirmar un diagnóstico, así como para detectar posibles complicaciones. También se pueden solicitar radiografías y análisis de sangre.

    Tratamiento

    Generalmente, las hernias umbilicales en los bebés se resuelven por sí solas y no requieren intervención o tratamiento quirúrgico. Hay casos en los que un médico podrá mover manualmente el tejido herniado de nuevo a su lugar esto solo debe intentarlo un médico). Sin embargo, en los adultos, la situación es diferente y generalmente se recomienda la cirugía, especialmente si la hernia está asociada con dolor o malestar. Al igual que con otras hernias, las cirugías más comunes realizadas en el tratamiento de una hernia umbilical son una reparación abierta de hernias o una laparoscopia.

  • Hernias Hiatales

    Diagnóstico

    Para el diagnóstico de una hernia de hiato (hiatal), se pueden requerir pruebas más complicadas. Un trago de bario, por ejemplo, puede usarse para ayudar a identificar problemas en el esófago. Esto implica beber una mezcla de agua y sulfato de bario, un compuesto metálico que aparece en las pruebas radiográficas, y realizar una serie de radiografías.
    En este proceso también se puede usar una endoscopia superior o una manometría esofágica. Una endoscopia implica el uso de una cámara conectada al extremo de un tubo delgado para examinar el tracto digestivo. Una manometría esofágica utiliza un tubo que pasa a través del estómago para probar las contracciones y la coordinación muscular del esófago durante el proceso de digestión. Esto ayuda a detectar condiciones que causan síntomas como la acidez estomacal.

    Tratamiento

    Típicamente, el tratamiento de una hernia de hiato es innecesaria porque las personas comúnmente no tienen ningún dolor o complicaciones asociadas a ella. Sin embargo, en el caso de síntomas recurrentes, como la acidez estomacal y el reflujo ácido, pueden ser necesarios medicamentos y/o cirugía.
    El uso de antiácidos se puede utilizar para ayudar a neutralizar el ácido del estómago. También se puede recomendar evitar ciertos alimentos ácidos como las uvas o los arándanos. Se pueden usar otros medicamentos para reducir y bloquear la producción de ácido, lo que permite que el esófago se cure.
    En lo que respecta a la posible cirugía, una hernia de hiato se trata de manera muy similar a los otros tipos de hernias; más probable que no, y se realizaría una reparación abierta de hernia o una laparoscopia.

Contáctenos/Solicite una Cita: Para obtener más información sobre la reparación de hernias, nuestros médicos o para programar una cita con Healthpointe, llámenos al (888) 824-5580.